El Té

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo, superada por el agua. Es una infusión que se realiza con las hojas de la planta Camelia Sinensis o su variedad Assámica. Según su proceso de producción se conoce el Té Blanco, Verde, Pu Erh (Rojo), Negro, Oolong (Azul). 

Su origen nos remite a China hace 5000 años. Una de las leyendas mencio...

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo, superada por el agua. Es una infusión que se realiza con las hojas de la planta Camelia Sinensis o su variedad Assámica. Según su proceso de producción se conoce el Té Blanco, Verde, Pu Erh (Rojo), Negro, Oolong (Azul). 

Su origen nos remite a China hace 5000 años. Una de las leyendas menciona al emperador Sheng Nun alrededor del 2737 aC bebía agua caliente debajo de un árbol y con el viento cayó una hoja de té. La bebida causó paz en su alma y agrado en su paladar, eso hizo que se adoptara en su imperio como medicina y luego se transmitiera a lo largo de los siglos en todas la Dinastías.

El té aporta múltiples beneficios al organismo. Es un poderoso antioxidante gracias a sus compuestos flavanoles, flavonoides, catequinas y polifenoles.

Se ha utilizado como parte de ceremonias, en el confusionismo se emplea como culto a los antepasados y a la naturaleza, en el Taoísmo es culto a la tranquilidad y al silencio. Ha sido moneda de intercambio en el Imperio Romano, la Ruta de la Seda y ha sido inspiración en obras antiguas de la literatura china.

 

Características organolépticas

El perfil aromático del té varía según el proceso de producción, su oxidación, la región que se cultive y las características propias de los elementos que pueden contener los bleds, hierbas, especias, frutas y/o frutos secos. Los tés verdes por ejemplo tienen notas herbáceas, pueden ser salados, con notas a algas, pescado, e incluso miel. Se pueden percibir en otros tipos, notas de cacao, madera, tierra, flores y frutas.

 

Producción Mundial

El arbusto de Camelia mide de 2 a 12 metros y ha crecido de manera silvestre en el Extremo Oriente, China continental, Sri Lanka, Taiwán, Japón Nepal, Australia, Argentina y Kenia; se han sumados con producciones pequeñas, Estados Unidos, Portugal y España.

Más

El Té Hay 2 productos.

Subcategorías

  • Té Blanco

    Llamado el caviar de los tés por sus características únicas. Limitado en producción y de menor procesamiento. Elaborado con los brotes y primeras hojas. 

    Ideal para los que se inician en el mundo del Té, por su sutileza y mayor cantidad de matices. El Té Blanco es elaborado con los primeros brotes y hojas de la planta Camelia Sinensis, de oxidación natural muy leve, lo que propicia una alta concentración de componentes saludables. Rico en antioxidantes, promueve el fortalecimiento del sistema inmunológico. 

    Características organolépticas

    • El color de la hebra suele ser blanco con destellos plata por la fina capa de pelusa que recubre las primeras hojas.
    • A diferencia del té verde o té negro, el té blanco no se enrolla.
    • Ligeros, con poco cuerpo y color.
    • Sabor delicado y dulce. Baja astringencia, aromas florales.
    • Complejos en boca por su gran cantidad de sabores y aromas.
    • Marida con hojaldres de rellenos ligeros, frutas, postres con cremas y frutos secos, galletas de mantequilla, galletas saladas, arroz con sabores poco condimentados, aves de corral, pescados blancos y sushi.
    • En nariz, se pueden apreciar notas de peonía, jazmín, almendra y melocotón.

    Producción mundial

    En sus inicios era producido en la provincia de Fujian, China, hoy considerada una región de oro para la producción de té en el país. Zona de montañas con clima subtropical y suelos con excelentes nutrientes. Se conoce el té en la región desde hace más de 1.600 años. Actualmente el té blanco se cultiva en Sri Lanka, India y Hawái.

  • Té Negro

    Amado por muchos en el mundo occidental, llamado Té Rojo en China. Reconocido principalmente por ser comercializado en bolsitas. El Earl Grey y English Breakfast son lo más apreciados dentro de este tipo de té. 

    Es el más conocido de todos los tés. Se obtiene después de un proceso de oxidación en espacios húmedos, por un período de 5 horas aproximadamente, lo que le otorga su característico color. Este té es de un sabor fuerte, semejante al café. Suele acompañarse con leche en algunas culturas. Se conocen dos grupos de té de éste tipo, los ortodoxos y los CTC (Cut, Tear, Curl). El CTC inventado por los británicos en 1930, se emplea para elaborar té de hoja partida para bolsitas, en él se pierde un poco de calidad. Los ortodoxos son tés amables, delicados, complejos, suelen ser más expresivos, mientras que los CTC tienen un alto nivel de astringencia e intenso sabor.

    Características organolépticas

    • El color de la hebra suele ser negro grisáceo, negro intenso, marrón oscuro, marrón claro, marrón rojizo, marrón con tonos rojizos, marrón con puntas doradas, puede contener brotes dorados o ligeramente verdosos.
    • Su licor suele ser rojizo, rojo oscuro, rojo pardo o color burdeos.
    • Sabor intenso y más o menos astringente.  
    • En boca son complejos y redondos, con final prolongado usualmente.
    • Puede usarse como sustituto del café por su intensidad y potencia.
    • Se pueden apreciar aromas y sabores de malta, regaliz, moscatel, pino, naranja, membrillo, miel, ahumado, clavo de olor, chocolate, nuez moscada, ciprés.
    • Marida con postres a base de frutas cocidas, especial como clavo, canela, carnes de caza, quesos maduros, pato, chocolate con alto contenido de cacao, frutos secos, embutidos, conservas, carnes curadas.
    • Se puede apreciar aromas y sabores a espárragos, algas frescas, pescado, miel, tostado, hierba recién cortada, acelga, limón, vegetales cocidos, nueces, almendras, espinaca, heno, manzana verde.

    Producción mundial

    Históricamente se conoce la India o Sri Lanka como mayor productor de té negro, pero actualmente en China se ha popularizado. Los mayores productores de té negro son: India, Sri Lanka, Indonesia, Kenia, Vietnam y Turquía.

  • Té Verde

    Respetado por muchos consumidores de té por su frescura, ya que no está oxidado y visualmente es muy parecido a la hoja al natural de Camelia Sinensis. Es el más consumido en China y Japón. Posee altas virtudes terapéuticas y bajo contenido de teína (cafeína del té).

    El Té Verde posee más cuerpo y presencia en boca que los Té Blancos y son más ligeros de sabor que los Té Negros. Su presentación es diversa, es decir, se puede conseguir Té Verde en forma de aguja, rizados como un caracol, en perlas y en hojas planas. Desde las plantaciones, el Té Verde se cuida con mucho mimo, permitiendo que en la taza el resultado sea excepcional. Tiene un tiempo de vida corto, de 6 a 8 meses. Al realizar la infusión de este tipo de té hay que tener especial cuidado con la temperatura del agua, ya que al ser muy alta puede provocar notas amargas y mucha astringencia. 

    Características organolépticas

    • El color de su hebra suele ser verde amarillento, verde intenso, verde grisáceo, verde oscuro, verde azulado.
    • Su licor suele ser amarillo verdoso, amarillo brillante, cobre, amarillo dorado u oro viejo.
    • Marida con postres cremosos, crítricos, mariscos, tartas de chocolate con porcentaje bajo de cacao, chocolate blanco o rubio, aves, ceviches, encurtidos, pescados crudos o en cocciones ligeras, arroces, quesos blandos y poco madurados, mozzarella, queso de cabra, sorbetes.

    Producción mundial

    Los tés verdes más preciados se encuentran en China y Japón. Los chinos son más suaves, delicados, aromáticos y dulces, mientras que los tés japoneses se caracterizan por tener notas vegetales, saladas, con ligeros tonos de frutos secos, algas y lima, Son más intensos y astringentes. Los países que producen té verde son: India, Japón, Indonesia, Tailandia, Estados Unidos, Argentina, Taiwan, Corea del Sur, China, Vietnam y Kenia. Los mayores productores: China, Japón, Indonesia, Vietnam y  Corea del Sur. Los tés más famosos de Japón son Gyokuro, Sencha, Genmaicha y Matcha.

  • Té Oolong

    Es un té semioxidado, conocido como té azul.  Se originó con el afán de complacer al emperador hace 400 años en crear un té verde diferente, donde se le daba una oxidación parcial. Son de los tés más dificiles de producir, pues su calidad depende de la habilidad de su productor. Se puede emplear para múltiples infusiones y cada vez se desarrollaran nuevos aromas y sabores. 

    El Té Oolong o Té Azul se hace de las hojas más maduras de Camelia Sinensis. Su proceso incluye, marchitar por 10 horas, se agita y oxidan por 10 horas adicionales. Durante el proceso de agitación, se machacan sus hojas. Con este proceso, las paredes celulares de las hojas se oxidan y desarrollan sus sabores, los cuales son fijados con calor en cámaras metálicas. Del Té Oolong o Té Azul se conocen varios tipos, el oscuro de hoja abierta, Oolong ámbar u horneados y el Jade enrollado, este último se enrula de 30 a 60 veces hasta que las hojas de té estén comprimidas como perlas pequeñas.

    Características organolépticas

    • El color de la hebra suele ser verde intenso casi azulado, verde, marrón, anaranjado, dorado con brotes blancos, marrón intenso.
    • En boca es ligero con moderada astringencia y amargor. Retrogusto dulce. El sabor varia de manera significativa según su proceso de producción. En el caso de los Oolong verdes su nivel de oxidación puede ir de un 35 a un 100% con aromas florales, mientras que otros pueden tener de un 80 a un 100% de oxidación lo que origina notas terrosas y tostadas.
    • Su licor suele ser cobre, oro viejo, naranja, caramelo o color cognac.
    • Se pueden apreciar aromas a castaño, canela, orquídeas, azahar, cedro miel, tierra, tostado, durazno, almendra.
    • Marida con tartas de café, patatas fritas y olivas, quesos de poca maduración, productos ahumados, postres con frutos rojos, cerezas, higos, frutas en conserva.

    Producción mundial

    Los Oolong más fragantes se producen en Tailandia. Los de alta montaña en Taiwán. Sin embargo, a partir del año 2009 poseen denominación de orígen solo los producidos en la provincia de Yunnan en China. Se reconocen los Oolong de Fujian como un de los mejores.

  • Té Pu Erh

    Se le conoce como té rojo posfermentado, recibe su nombre de la provincia China de Yunnan. Son tés envejecidos, cosechados a mano de árboles silvestres con más de 100 años.

    Por su increíble y extensa historia, el Té Pu Erh o Té Rojo, suele tomarse fresco tras su recolección. Su proceso de oxidación puede durar de 2 a 60 años. Se considera un lujo degustar un Pu Erh de 50 o 60 años. Al igual que el Vino o el Whisky, suele haber Pu Erh con diferentes calidades de cosechas de años distintos. Su presentación es particular, bolas compactas o tartas, las cuales se desmoronan antes de su preparación. Posee altas notas florales que evolucionan a cuero. 

    Características organolépticas

    • El color de su hebra suele ser marrón grisáceo, verde oscuro, verde amarronado.
    • Al añejar se pueden apreciar notas a pasas.
    • Además se encuentran notas terrosas, polvo y humedad. Suele ser intenso y persistente.
    • Presencia de aromas y sabores a pescados, algas, hongos, tierra, malta, trufas.
    • Marida con quesos maduros o semi maduros, setas y hongos, productos ahumados como salmón, trucha, arenque, cocido, chorizos, embutidos, jamones curados, comidas picantes y especiadas, baicon, platos de cuchara con legumbres, rabo de toro.

    Producción mundial

    El Té Pu Erh tiene su principal producción en China. Sin embargo, hay paises que están experimentando con la producción de este Té como Taiwán.  

Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items